POESÍA·POESÍA

POR ACCIDENTE

Y si por accidente tu nombre vuelvo a nombrar,

no iré hablarte amor, 

y si por accidente la mente me lleve a tu recuerdo, 

no saldré corriendo a buscarte amor,

si en al andar de la vida,

por accidente volvemos a vernos,

te sonreiré y seguiré mi andar,

y ni por accidente mi herida volverá abrirse y ni mi alma a de llorarte.

Y si por accidente tu nombre vuelvo a nombrar,

no iré hablarte amor, 

y si por accidente la mente me lleve a tu recuerdo, 

no saldré corriendo a buscarte amor,

si en al andar de la vida,

por accidente volvemos a vernos,

te sonreiré y seguiré mi andar,

y ni por accidente mi herida volverá abrirse y ni mi alma a de llorarte.

CUENTOS·HISTORIAS·RELATOS

MI PLAN INOCENTE EN LA CIUDAD

MI PLAN INOCENTE EN LA CIUDAD.

Era un Domingo increíble, el cielo brillaba espectacularmente limpio, el medio ambiente no lucia esas siniestras nubes de smog, se sentía fresco el día, y el sol comunicaba un calorcillo que motivaba al desgaste físico, al contacto con la naturaleza, a correr, a brincar, en fin, al abuso de energía.

Y efectuar una actividad que ya hacía mucho tiempo había borrado de mi agenda; el ejercicio al aire libre puro y sano.

Salte de la cama como impulsada por un resorte, aire puro pedía a gritos, árboles, pájaros, vida, libertad.

Mi primer pensamiento para buscarlo fue, carro (el mío claro).

La bicicleta, toma la bicicleta. ¿Pero acaso estoy loca?, en esta ciudad nadie puede ir de compras en bicicleta, llevar a los niños a la escuela en ese vehículo es una temeridad, y andar haciendo piruetas en ese demonio cornudo no es mi estilo, además cruzar la capital en ese artefacto es como encomendarte por anticipado a todos los santos.

Vete corriendo, no, corriendo no, en la pura ida hago más ejercicio que en un maratón y los riesgos de llegar son pequeñísimos.

Entonces broto la idea salvadora, un taxi, toma un taxi.

Me sonó perfecto para llegar a mi destino a correr como loca.

Con la mejor disposición del mundo, aborde uno de esos artefactos ya tan común en estos tiempos que portaba la bandera de libre.

A Chapultepec, indique alborozada al chofer, mientras gozaba mentalmente el día que iba a disfrutar.

Mi actitud inicial al bordar el auto y la posterior al llegar a mi destino, ante el ruletero pudo parecer la de una desquiciada, porque el desgraciado me cobro como si hubiera abordado el transbordador a la luna, naturalmente pegue el grito en el cielo (y conste que no iba en el transbordador), robo, atraco, fraude y todas sus demás acepciones gritaba yo para todos los rumbos.

Es un día tan hermoso, esto no puede estar pasando.

Pero nada, el señor me argumento que él, comía en días soleados, lluviosos, con luna y sin ella, con ovnis y sin ellos, y con ejercicio y sin el.

Además su tarifa no estaba sujeta a regateo, previa presentación de un cuchillo, que para mí fue como la mítica espada de Damocles.

Entonces, como llegado del cielo se acercó un agente de policía.

La verdad pensé, la justicia, para mí.

Como por arte de magia, nuestro, dialogo se convirtió en un mitin callejero, todos argumentábamos pero ninguno cedía.

Por fin el representante de la ley convino en que le entregara 400 pesos al taxista para que continuara su trabajo (¿Trabajo?) A fin de llevar el pan a sus hijos, aunque a los míos, el presente día los alimentara salubridad.

Acepte, al fin y al cabo el percance únicamente me había hecho perder hora y media, pero ¡OH sorpresa!, el digno agente acepto olvidar el asunto por la módica cantidad de 500 pesos, no era posible, el taxista se había llevado hasta mis tenis, es más se estuvo fumando mis cigarros durante la que considere una pequeña francachela.

500 peso o ministerio público me dijo tajante. Y FUE MINISTERIO PÚBLICO.

El honesto y responsable policía me hizo parecer ante el licenciado y procurador de justicia poco menos que la triste célebre BIN LADEN y tan peligrosa como un AYATOLLA, amén, de ser un peligro para el país por escandalizadora, delincuente y alteradora del orden, posible secuestradora y pilla de cuello blanco. Afortunadamente el señor representante de la ley hizo un rápido estudio de mi persona (calzado, ropa, perfume y demás) y me manifestó que pensaba que las acusaciones del agente eran exageradas, por lo que amablemente me informo que quedaría en libertad.

Por segunda vez en el día, pensé en la justicia divina.

La honestidad personificada dije para mis adentros.

Pero dada las situación de inseguridad que se vive en las calles y el compromiso que él adquiría al dejarme libre me invito a cooperar con dos mil pesos para el baile de la corporación. ESO O PENITENCIARIA.

Me permitieron hacer una llamada telefónica que me cobraron como si hubiera sido a la base lunar y previa firma de un documento para su posterior cobro.

Y FUE PENITENCIARIA, a cuyo trayecto fui meditando sobre el espiral del costo de la vida.

Ingenuamente pensaba que mi caso no estaba perdido, que el abuso podría ser reparado y solicite un abogado de oficio para que defendiera mi caso, el cual había sido bajo mis argumentos, un abuso de autoridad, para ellos como un mal negocio.

(Las malas autoridades, claro).

Ya los cargos en mi contra alcanzaban el nivel de escándalo, creo que lo único que falto fue asesinato con todas las agravantes de la ley y la posibilidad de ser un terrorista de ALQUAEDA, conste que de todo lo que me acusaron y me consignaron, ni el más fantasioso escritor o escritora de películas de gánster lo soñó nunca.

Mis posibilidades de salir libre eran escasas, la fianza fijada, una pobre no la juntaría en toda su vida, las condiciones de pago difícilmente las hubiera superado un senador de la república y las posesiones comprobadas.

Para el otorgamiento de la misma, ni un narco las tuvo en sus mejores días.

Es más, haciendo cuentas, me salía más barato organizar una fuga cohechando a todo el personal, de vigilancia, que cumplir los requisitos para salir por la puerta central.

Ya adentro de la crujía vinieron las exigencias, las coperachas eran tan burdas y productivas como diarias, todos participaban de las utilidades, todos menos los presos sin palancas, claro.

Te pedían dinero para que te pudieras bañar, aunque nunca había agua.

¿Y el jabón? Ni los jeques lo compraron nunca tan caro.

El uniforme te lo cobraban como si fuera casimir inglés, y el corte lo hubiera hecho un modisto de televisa.

El alojo en las celdas salía más caro que el paraíso Marriot de Acapulco.

¿La comida? La bazofia era más cara que los bonos de petróleos.

¿Y la compañía? ahí si no había objeción, la mayoría éramos simples mortales que tuvimos por desgracia el haber tenido confrontación con algún policía.

Ahí hice amistad con algunas reas por demás folclóricas.

LA GUARAPETA : Una de ellas, la acusaron de beber en la calle, pero los azules le exigieron mordida como si hubiera estado tomando VSOP. Se tomó unos tragos en el santo de su madre y al salir con un vaso en la mano a despedir a unos parientes la agarraron dizque escandalizando, turbando la paz de la colonia y haciendo necesidades en plena calle, (in fraganti) según los polis.

LA LANZADA: a esta pobre la corrieron por no poder pagar la renta, y al ser detenida la acusaron de paracaidista y pretender tomar por domicilio el palacio de las bellas artes, amén de asolearse en la alameda central en paños, menores y usar las múltiples fuentes históricas como alberca, y lo más grave, no cooperar para el gasto de los caballos de la policía charra.

Lo que ve uno en esta ciudad en cuestiones de procuración de ley, como si no tuviéramos ya bastantes charros en los sindicatos.

LA TEQUIUVA: Esta amiga fue inocentemente a comprar fayuca barata a Tepito y en el regreso fue abordada por los agentes, al no haber dinero, la acusaron de ser la líder de una pandilla para distribuir licor adulterado, y tener a su servicio varios triailers para la distribución del contrabando.

Y pensar que esta pobre la renta del mes en curso no la tenía ni completa y su pareja estaba pensando en vender tacos de carnitas mañana y noche para la ayuda familiar. El nombre se lo endilgaron los agentes porque traía una anforita de licor.

Una de las individuas más carismáticas que me tope, fue la llamada

PERDIDA, esta amiga siempre se quejaba de la pérdida de valores morales, la pérdida del respeto a los adultos, la pérdida del amor a la familia, pero de lo que no se dolía fue de la pérdida de las cosas cuando ella estaba presente.

Mi experiencia se llevó los ahorros de toda mi vida, una demanda de divorcio y el abandono de mi trabajo, ahora cuando me hablan de ejercicio me pasmo, empiezo a temblar como sobreviviente del diluvio y empiezo a rezar como si los jinetes del Apocalipsis estuvieran a mi alrededor.

Pero la neta, un día como este y en esta ciudad, cualquiera lo pueden vivir, pero muy pocos/as alcanzan a sobrevivir.

Fotografía: Anyelyt

EROTISMO·RELATOS

ACARÍCIAME

Acaríciame ¡sienteme arder en tus brazos! calma mis ansias con una dulce caricia, acaríciame aún con la distancia, pero hoy estoy aquí no pierdas tiempo preguntándome si estoy bien cuando una de tus caricias me hace temblar, no ves que soy un grito de ansias, acaríciame hasta llegar a mi alma, acaríciame lentamente, acaríciame no me hables porque cada palabra me lleva al infinito, acaríciame la espalda, el pelo, el cuello pero no dejes de tocarme, este instante justo que quiero ser tuya y no me arrepentiré, déjame que te desee que te muerda tu cuello, que te arañe tu cuerpo, nota que mis ganas se desbocan, que con locura repito tu nombre, vive en tus carne mis premuras, acaríciame vive lo que me provocas, pon tus manos en todo mi cuerpo…Acaríciame completamente sin censuras, acaríciame que tus brazos guarden mi cuerpo ardiente y húmedo, acaríciame no te guardes nada para un luego, desgasta mi boca con tus besos, no, no me consientas no he sido buena, hoy e sido tu deseo hasta que termine el día.
Ódiame más tarde, no pedí que me amaras, solo desee que hoy me desearas y volver a vivir aquellas locuras de los dos.

Uncategorized

ESTABA A PUNTO DE

Anoche después de mi baño nocturno me dirigí a mi fría habitación donde me disponía a vestirme aun mi bello púbico se encontraba mojado en eso tú me empezaste a besar, acariciarme abriste lentamente mis labios llevándome al extraordinario placer de seducción tu lengua empieza recorriendo mi piel pero de pronto todo termina maldito despertador es hora de levantarme.

Imagen tomada de la web

PENSAMIENTOS

LAS NOCHES LAS HAGO DÍAS

Últimamente mis noches las hago días , quizás por que así no extraño tanto tu ausencia en las madrugadas, del frío de tu partida, el llanto lo bebo sorbo a sorbo con mi café, esperando a que vuelva a mí la calma, no le permito a mi piel extrañarte calmo mis deseos con tu recuerdo, me pregunto en ocasiones si volverás, prefiero no tener una respuesta absoluta ya que así mantengo una leve esperanza , añoro esos momentos íntimos en los cuales contemplabas mi cuerpo y acariciabas mis pecho y en el posabas esos besos intensos que hacían que me perdiera en un gran placer, e interminables te amo me decías, todo esto sucedía de noche cuando compartíamos la vida, en el trayecto del día solo esperaba la noche y nuevamente estar a tu lado, es quizás por ello que mis noches hoy las hago de días.

Uncategorized

¿ACCIDENTE O VENGANZA?

Laura se sentía triste pues llevaba un par de semanas  de que la había terminado su amado, como suele ser no sabía ¿el por qué la había terminado? , esa tarde visito a su amiga Roció que a la vez era su vecina, para contarle su desgracia, lo desolada que estaba, lo desesperada, Rocío la escucho  sin darle alguna respuesta, sin embargo Laura la sintió rara como si algo le escondiera, después de un par de horas se despidieron,  Laura camino a su casa y como si el destino deseara que su sufrimiento se incrementara, en su andar encontró algunas parejas, abrazándose, besándose u otras simplemente platicando, el dolor incrementaba y su llanto se escapaba,  a pesar que solo fue un par de cuadras ella sintió que fue eterno el camino.

Pasaron unas semanas de esa visita a casa de su amiga, por lo cual decidió que al salir de su trabajo la iría a ver  y que le platicara lo que le sucedía,  cuando llego a la casa de Rocío encontró la puerta abierta entro y vio una escena poco usual, velas encendidas, música suave, pronto entendió que su amiga estaba acompañada, que quizás no le hablo de su romance por empatía a lo que ella estaba pasando en ese momento , cuando se disponía a salir escucho una voz varonil y familiar la cual la hizo detenerse  y agudizar su sentido del oído,  el barón volvió hablar y  ya no le quedaba la mínima duda era Alberto, decidió asegurarse, se enfilo al cuarto donde provenía la voz y efectivamente era Alberto, que le hacia el amor a su amiga, que la llenaba de caricias y besos,  sintió como le hervía la sangre, coraje , enojo,  frustración, en eso Rocío dijo que iría a la cocina por nutella para incorporarla a su juego amoroso , al sentir que sería descubierta entro en pánico giro sobre su propio  eje por un par de segundos , en su graciosa huida tiro un florero que estaba en el pasillo sobre una mesa que adornaba el lugar, esto le ocasiono más nervios y torpeza,  opto por salir corriendo en su escapatoria, con su bolso tiro un par de velas provocando un incendio, que empezó en la sala, que se extendió rápido provocando la salida de Rocío, Alberto y los vecinos para ayudar a apagar el fuego, después de un rato ella apareció en aquel triste escenario  y vio de frente a ambos traidores y solo esbozo una sonrisa acompañada de un corto dialogo, ¿Cómo pudieron escapar? Se retiró y hoy por hoy, se cuestionan los dos si fue algo provocado o simple accidente.

Imagen tomada de la web

HISTORIAS

EL EMBALSAMADOR DE CUERPOS .


Ricardo vivía en un pueblo pequeño de Oaxaca con su madre Ramona, Ricardo tenia un aspecto desagradable a causa de una inmensa joroba y sus dientes chuecos, al verlo pasar era inevitable que la gente lo viera morbosamente, que murmurara, llenos de ignorancia y de muchos prejuicios al respecto , pues decían que era castigo divino ya que su madre lo concibió fuera del sagrado matrimonio, en su niñez fue propenso a la crueldad de sus compañeros él no tenia amigos creció entre el rechazo , burlas y aislamientos hasta la adolescencia, el único trabajo que pudo conseguir fue de embalsamador , a dos horas de su casa se encontraba su trabajo, era un trabajo justo para él ya que no tenia que lidiar con gente que lo veía con desprecio , su mamá era la única que lo quería y conversaba con él cuando llegaba a su casa .
Cuando terminaba su jornada laboral se apresuraba para llegar a su casa con mamá ya que estaba muy enferma , en el camión siempre se sentaba del lado de la ventana para ver el paisaje , los pastizales , las nubes , los animalitos del campo y las cosechas día a día era lo mismo.
En su pueblo cerca de su casa había llegado una familia era un matrimonio de edad madura , con dos hijos el hijo de nombre Rigoberto de un cuerpo atlético , 26 años aproximadamente y la hija de nombre Rosa muy guapa de unos 24, toda la familia muy amable con todos e inclusive con él ,el camión lo dejaba en la calle de Rosa quien llegaba de su trabajo a la misma hora que él, ella trabajaba como maestra de primaría ella le hacia la platica,
– Hola Ricardo cómo estas? cómo te fue hoy en el trabajo?
-Bien Rosita hoy casi no trabaje solo tuve un difunto
-Tú cómo estas ? Cómo te fue a ti?
-Tengo un poco de dolor de cabeza sabes sufro de migraña , pero fuera de eso me fue muy bien con mis alumnos
-Me alegro Rosita debe ser difícil tu trabajo
-No , en realidad lo disfruto mucho
-que bueno Rosita , bien te dejo nos vemos mañana
Rosita entro a su casa y Ricardo camino unas 4 casas más para llegar a la suya
-Mamá ya llegue-Que bien mijito siéntate a comer , te hice una sopita y una milanesa
– Gracias mamá pero ya no debería de hacer de comer descanse ya le dije yo, que cuando llegue de mi trabajo le haré de comer
-No , mientras yo pueda te atenderé mijito
-Sabes hijo me preocupas mucho, pues pronto tendré que marcharme vete haciendo a la idea, es que ya me siento muy cansada y muy mal
-No ma, usted se pondrá bien ya vera
– Ma, vengo voy por lo que te hace falta , medicina y cosas para la casa para que no salgas
-Sí hijo con cuidado por mí no te preocupes
Salio Ricardo en el camino iba pensando en que le gustaria tener ha alguien para compartir las tardes,lo acompañara de compras, pero una voz en su interior lo sorprendía diciéndole que era horripilante, que quién lo iba a querer?
Sin embargo el seguía su andar de ida y regreso, pero ese día vio a Rosita quién lo saludo, él la siguió con la mirada, ella se encontró con un muchacho, él la tomo de la cintura la trajo hacia él plantandole un beso largo, para luego subirse a su coche e irse, Ricardo se entristece siguió su camino para sorpresa suya Rosita y el muchacho en cuestión bajaron del auto, para entrar a su casa no sin antes besarse, Ricardo con curiosa morbosidad se asomo por el ventanal de la casa de Rosita, ellos se estaban besando, él le besaba el cuello ella solo cerraba los ojitos y volvía a buscar su boca de forma desesperada y él parecía no darle tregua pues seguía besándola y bajar por el cuello para besar su escote y sus manos hábiles desabrocharle la blusa y poder besar más ya Rosita parecía no tener voluntad al mismo tiempo las caricias incrementaban una de sus manos provoco que ella separa las piernas para ser acariciada en su intimidad más profunda, los gemidos de ella podían ser escuchados por Ricardo,lo que provoco que él se acariciara,hasta obtener satisfacción, él presencio el espectáculo de entrega al amor, escucho un enorme grito de placer de ella que dio por terminado todo, Ricardo se fue casa contento pues él imagino que era él con quien estuvo Rosita.
Al llegar a su casa encontró a su mamá en cama pues se había sentido mal, le preparo un té, mientras la mamá le decía que se tenía ya que ir platicaron algunas cosas, entre ellas que buscara una buena mujer que lo amara y la mamá soltó un suspiro en el cual se le fue la vida, Ricardo la abrazo y lloro por horas preparo el cuerpo de la mamá para embalsamarlo y la acomodo en su silla preferida y ahí la dejo, pasaron días y la vida de él seguía igual, Ricardo al recordar la platica de la mamá de que buscara una buena mujer inmediatamente pensó en Rosita, le decía a su mamá que le diría que la ama y que se casaran, en una noche salio al encuentro con Rosita pues sabia la hora que ella iba al pan, la vio y le dijo su sentir Rosita con una sonrisa y de la forma más amable que NO! pues tenía novio, para él la sonrisa fue una furiosa carcajada, llena de burlas y desprecio, él le dijo que si podía acompañarlo a casa para que viera a su mamá que se sentía mal y le haría bien una visita y ella acepto ya que la señora le parecía una persona agradable, al llegar a casa le ofreció que se sentara, ella se sentó sin imaginar que en ese momento perdería la vida pues él se puso atrás de ella para estrangularla, la llevo a su cama para dar rienda suelta a sus bajos instintos sexuales, después la embalsamo y la dejo en la cama para dormirse con ella, su vida siguió como si nada.
Los padres, hermanos de ella y los pobladores empezaron a buscarla jamás había desaparecido alguien del pueblo sin dejar el mínimo rastro, crearon un grupo de búsqueda en el cual Ricardo se ofreció, toda actitud esfuerzo fue en vano ya que no lograron nada, la familia desconsolada el novio en constante investigación pues era el sospechoso principal.
Ricardo seguía asistiendo a su trabajo de una forma habitual, pero ese día vio a la hija pequeña de 7 años alumna de Rosita y pensó que seria buena idea tener una hija, llego a su casa a preparar su comida mientras lo hacia le decía a Rosita que ya era tiempo de tener una hija que en la noche harían el amor iterminablemente, después de hacer el amor un sin fin de veces le dijo mañana traigo a Lupita la que era tu alumna ya lo planee , no lo hice hoy porque no tengo ya químicos para embalsamar y te pondré más a ti pues ya te estas agusanando y no entiendo el porque pues mi ma, sigue como sin nada, pareciera que me rechazas amor, él por habito de su mamá siempre prendían una veladora a la virgen en una repisa de madera, esa noche se les cayo la veladora provocando un incendio, el humo empezó a provocar asfixia en Ricardo,lo cual se despertó entre tos y una nube negra, Rosita le dijo no maldito loco no dejare que le hagas daño a otra familia y menos a esa criatura inocente,Ricardo cargo el cuerpo de ella para salvarla al dejarla en el suelo, regreso por el de su mamá,al interior de su casa por la cantidad de humo que le impedía ve se tropezó golpeándose en la joroba provocandole un inmenso dolor que lo llevo a un grito infernal, trato de levantarse pero solo quedo en un intento fallido, se tuvo que arrastrar, su cuerpo no resistió más y se desmayo y los vecinos entre ellos Rigoberto a casa de Ricardo ha quererlo ayudar pero al ser de madera poco pudieron hacer, afuera de la casa ya hacia el cuerpo de Rosita, Rigoberto, que junto a los demás espectadores se quedaron horrorizados al ver el cuerpo de esa desventurada mujer victima de un loco, Rigoberto, entro para salvar a Ricardo y pagara por lo que hizo, al encontrarlo aún con vida, este lo único que alcanzo a decir fue: Rosita lo hizo no quería que trajera a Lupita a vivir con nosotros.
De antemano gracias por leerme y compartir mi cuento
Autora: Anyelyt Anllelit
Imagen tomada de la Web